Su espejo de agua, mejillones frescos y deliciosos sacados de la ciénaga hacen sentir el sabor de la Caimanera, una de las ciénagas más hermosas del País, cuyo recorrido está rodeado de naturaleza, aves, un ambiente que trasmite paz y tranquilidad y por supuesto, el sabor de la gente costeña, eso resumen la ciénaga de la Caimanera.